Deslizamientos, viviendas afectadas y varios muertos ha dejado la temporada invernal de los últimos días en Antioquia.

La Sala de Crisis de la Gobernación de Antioquia, integrada por el DAPARD, la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Salud, la Secretaría de Infraestructura Física, la Oficina Privada y Comunicaciones ha venido trabajando en la prevención y atención de desastres por la temporada de lluvias.

En declaraciones a los medios de comunicación, Margarita Moncada, directora Encargada del DAPARD, compartió la importancia de diferenciar los diferentes tipos de alertas que hasta el momento hay decretadas en el Departamento:

Alerta roja por nivel de los ríos en Magdalena Medio (riveras del Magdalena y del Nare) y por deslizamientos en los municipios de Abejorral, El Retiro e Itagüí).

Alerta naranja por oleaje y viento en el golfo de Urabá: las embarcaciones requieren de permiso de zarpe por las capitanías de puerto.

Alerta especial en el río Cauca, a la altura del corregimiento de Bolombolo, así como en el municipio de Caucasia, donde se presentan inundaciones menores.

En los municipios de Amagá, Montebello, Rionegro y Nariño, se presentaron deslizamientos y afectaciones a viviendas, sin pérdidas humanas.

Hasta el momento, la temporada de lluvias, cobra la vida de dos personas en el corregimiento de San Antonio de Prado y en el municipio de Barbosa.

La gobernación de Antioquia, trabaja de manera articulada con las administraciones y consejos municipales de gestión del riesgo en el monitoreo de los ríos, quebradas y zonas en riesgo de deslizamiento. Acción acompañada de labores pedagógicas que invitan a la comunidad a atender los llamados de desalojo, de forma oportuna.

Antioquia Piensa en Grande, a través del DAPARD continuará con la estrategia de monitoreo y visitas a los municipios en riesgo, en compañía de geólogos e ingenieros, que diagnosticarán puntos críticos y planes de acción temprana.

Gobernación de Antioquia
Oficina de Comunicaciones
Medellín, 03 de abril de 2017