La perrita, llamada Reina le salvo la vida a un bebe con problemas de desnutrición.

La policía encontró al menor semidesnudo en un taller mecánico al Norte de Chile, el niño de dos años, fue abandonado por su Mamá la cual tiene problemas con el alcohol, y dejó al niño en casa sin comida ni agua. Una vecina encontró al niño en pésimas condiciones, semidesnudo y sucio. El pequeño, consiguió sobrevivir gracias a la perrita Reina que se encontraba embarazada y lo amamantó.

El niño fue llevado al hospital, donde recibió tratamiento por desnutrición, infecciones de la piel y los piojos.

La mujer no fue detenida ya que el bebe no sufría daños físicos.

El Servicio Nacional de Menores de Chile impuso un denuncia por negligencia. Según Marcela Labraña, directora del organismo, el caso es «reprobable e inhumano». La Justicia decidirá el 22 de septiembre quién se encargará del menor de ahora en adelante.