JesúsJesús Antonio Báez no nació en Antioquia, pero el colorido de las chivas le robó el corazón, lo mismo que Maria Victoria Gómez, una morenita bellanita con quien comparte su amor por las tradiciones paisas desde hace más de dos años.

El es un Artesano Santandereano que construye magnificas obras de arte, Chivas, buses y camiones a escala, las que lo enamoran, son las chivas Antioqueñas.

“… son las chivas de la la Antioquia grande, que con sus cargas de productos campesinos, incluyendo el infaltable cuadro del Sagrado Corazón, engalanan el banco de producción de ese taller que sabe a patria, donde se forja paso a paso cada modelo”. Dice Jesús en su biografía.

El, en compañía de su esposa, desfiló orgullosamente el 7 de Agosto de 2007 por las calles de Medellín en una carroza especial a manera de maqueta gigante del Puente de Occidente, por donde circulaban orgullosas sus chivas en miniatura, elaboradas en madera y paso a paso por sus manos.

Ya en el 2006 había causado sensación con otro trabajo en el cual mostraba La Piedra del Peñol y sus alrededores, donde sus chivas sobresalían entre más de cincuenta vehículos verdaderos de este tipo.

Por eso Jesús Antonio se convierte paso a paso en un verdadero personaje de La Feria de las Flores en Medellín. Pero el también quiso hacer un homenaje a la ciudad que lo recibió con los brazos abiertos e hizo vibrar de nuevo su corazón. Por ello en el pasado desfile, una de las veinte chivas correspondía a Bello.

“Con su cargamento campesino sobre su capacete”, como dice el artista, la chiva de Bello-San Félix-Medellín estuvo arriba del puente,”contándole al mundo que aquí queremos el pasado, que Bello es una ciudad llena de cultura y orgullosa de su historia, de su presente y ávida de un futuro que seguramente la volverá más grande” afirma Báez.


“Solo nos mueve la intención de conservar la imagen de estos carros que han sido y son, parte de nuestras costumbres en el diario vivir” concluye este santandereano que “se volvió antioqueño, simplemente porque aquí es muy grato vivir y mientras Dios lo quiera, me quedaré viviendo en esta tierra buena”.

Periódico La Región del Norte – Agosto de 2007

Leé también:

¡Gracias, Paisas!

Odio a los Paisas