El Miércoles pasado en Belén La Nubia ocurrió un aberrante hecho de intolerancia.

Un señor de aproximadamente 80 años estaba paseando a su perrito, Twister  orinó en la calle y el dueño de la casa le hizo el reclamo Hugo López. La persona con rabia salio para seguirle reclamando, empieza a golpear al perrito y posteriormente al señor hasta fracturarle el Fémur, después de esto se resguardo en su casa, varios miembros de la policía lo requirieron para que respondiera por el hecho, pero este atarban no salio, según informan, el sujeto no ha salido de su casa para nada. Tipos como este son los que no necesita esta sociedad.

Hugo se encuentra en la Clínica Ces a la espera de una cirugía y el perrito se encuentra debatiendo entre la vida y la muerte.