Un hombre de Chongquing en China, ha recibido la respuesta del karma por echar literalmente a golpes a un perro que estaba en su plaza de aparcamiento. La venganza ha sido extraña pero adecuada: el perro volvió con un varios amigos que se dedicaron a destrozar el coche, mordiendo los guardabarros y los limpiaparabrisas.

El conductor no se habría enterado de lo que estaban haciendo los perros, si no fuera por un vecino alarmado que le tomo fotos a los perros  mientras se dedicaban a la tarea. Quién crees que tiene razón aquí: ¿El perro o el conductor?

- Publicidad -

(via: dailymail)

Este chucho no estaba muy contento después de que le echaran literalmente a golpes de esta plaza de aparcamiento

Así que se trajo a algunos amigos para que le ayudaran en su venganza

Por suerte, un vecino alarmado hizo fotos con su cámara

Por eso se dice “no despiertes a un perro que está durmiendo”