Fotografia de Carlos Rodriguez. Años 50s.
Fotografia de Carlos Rodriguez. Años 50s.

El teatro Junín, fue inaugurado el 4 de octubre de 1924, construido en el edificio Gonzalo Mejía, por el arquitecto modernista belga, Agustín Goovaerts, el mismo que construyó el Palacio Nacional y el Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe. Su construcción se debió, como tantas empresas de Antioquia, a don Gonzalo Mejía.

Su primera presentación fue la película italiana “La sombra”. Con capacidad para 4.200 personas, tenía 37 palcos, un centenar de lunetas, 800 puestos y cerca de 2000 sillas en galería. En su época, fue uno de los cuatro teatros más grandes del mundo, fue consecuencia de la Compañía Cinematográfica Antioqueña, que Mejía creó en 1914 para distribuir con exclusividad en Colombia películas de varias compañías de Hollywood. En el teatro aparte de presentar películas, también hubo grandes acontecimientos artísticos, musicales, culturales y políticos. El Teatro Junín era el epicentro de la cultura de la ciudad a principios del siglo XX.

- Publicidad -

La demolición del Teatro y la totalidad del edificio Gonzalo Mejía fue el 5 de octubre de 1967, el día anterior Miguel Zapata Restrepo anunciaba en la radio “Requiem Para Un Teatro” (Noticiero Clarín)

“Mañana empezará la pica a desmantelar el viejo teatro. La cornisa barroca que anunciara las luminarias aztecas del celuloide y que fuese testigo de tan tos actos heroicos en el corazón de Medellín, no volverá a iluminarse más. El Junín ha cumplido su tarea y ahora sucumbirá como cuota de sacrificio ante el progreso. En la pantalla del viejo teatro quedará resonando el eco de las balas de su última película: Arizona Colt. Hasta en la muerte, el Junín tenía que seguir siendo ruidoso”. “No habrá teatro que reemplace al Junín por mucho tiempo. Medellín, que no lo quería, en los últimos tiempos palpará que un gran coloso ha desaparecido para siempre; y que gran falta hará!

Fue derribado para darle paso al Edificio Coltejer, el primer rascacielos del País, y no hubo un proyecto para su reemplazo, por eso, hasta el día de hoy, ha sido uno de los cambios de mas controversia en la ciudad, aunque el Coltejer es uno de los mayores iconos de Medellín y símbolo del emprendimiento paisa, muchas personas preferirían que el teatro Junín todavía estuviese en pie.

[vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=A5O5PP8R5XQ”]

1 COMENTARIO