El portavoz del Comando de Investigaciones Criminales del Ejército estadounidense, Chris Grey, señaló recientemente el desarrollo de una investigación en respuesta a las acusaciones de un informe, encargado por el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, que afirma que militares de EE.UU. abusaron sexualmente de al menos 54 niñas colombianas entre 2003 y 2007 y que “vendieron las cintas como material pornográfico”.

El informe lo ha elaborado la Comisión Histórica para el Conflicto y sus Víctimas, que tiene como objetivo establecer “las causas y los agravantes de la violencia” en el conflicto en Colombia, y se centra en las horribles acciones de los soldados norteamericanos en el país latinoamericano.

“En Melgar y en la vecina Girardot 53 menores fueron víctimas de abusos sexuales por parte de mercenarios, que filmaron los abusos y vendieron las cintas como material pornográfico. También en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en 2007. Tanto sus acciones como su inmunidad contribuyeron a la inseguridad de la población en zonas de conflicto”, cita al reporte el portal The Daily Beast.

“Existen abundantes pruebas de violencia sexual y de total impunidad gracias a los acuerdos bilaterales y la inmunidad diplomática de los funcionarios de Estados Unidos”, continúa el documento.

El documento subraya: “Los casos de agresiones sexuales perpetradas por soldados y contratistas militares de Estados Unidos en toda Colombia deben ser investigados y los culpables deben ser castigados”.