Según los expertos, que analizaron la evolución de sustancias, cosas y seres vivos, estos son algunos candidatos a desaparecer de aquí a los próximos cinco años:

  • Helio: este gas ligero, abundante en el universo, podría agotar sus reservas terrestres antes del 2020. Estados Unidos, uno de los principales proveedores de helio a nivel mundial, cuenta con disponibilidad de entrega sólo hasta el 2018.
  • Glaciares Andinos: víctimas del calentamiento global, las reservas glaciares en la Cordillera de los Andes comenzarán a desaparecer durante el transcurso de los próximos cinco años. Si la proyección se realiza a diez años, entonces es probable que desaparezcan por completo no solamente las reservas andinas, sino las de prácticamente todo el planeta.
  • Whisky: actualmente, esta bebida alcohólica, especialmente en su variedad añeja y de máxima calidad, tiene una demanda internacional mucho mayor al stock existente, por lo que está previsto que su precio escale a medida que aumente su escasez. Hacia el 2020, el whisky de calidad será tan costoso, que sólo será asequible a los bolsillos multimillonarios.
  • Rinoceronte blanco sudafricano: hoy, esta especie se encuentra en serio peligro de extinción. Para el año 2020, el rinoceronte blanco sudafricano dejará de existir, a menos que disminuya drásticamente el número de sus cazadores y la destrucción de su hábitat natural.
  • Chocolate: la combinación del insaciable apetito humano con una sequía extrema en Costa de Marfil y Ghana, principales proveedores a nivel mundial, podría generar una masiva escasez de cacao durante los próximos años.
  • Cartas: de aquí a los próximos cinco años, enviar o recibir una carta será cosa del pasado. Todo el tráfico postal se volcará definitivamente al formato electrónico, o incluso a algún nuevo sistema más eficiente. El costo de la actual infraestructura comercial del correo físico será un lujo difícil de costear, hacia 2020.
  • Mariposas: varias especies de mariposa podrían dejan de existir, entre otras, la mariposa Fénix, la Misión Azul, la Guarda Fuego y la Karner Azul. En total, se estima que unas 200 variedades de mariposa corren serio peligro de extinción, sea ya por la devastación de su hábitat natural, o por la introducción de predadores exóticos.


Fuente: mashable.com