El pasado 20 de febrero nos levantamos con la noticia de que RedTube, uno de los portales pornográficos más populares de Internet (recibe 300 millones de visitas web cada mes), está infectado de Malware hasta el tuétano. Lo preocupante de la noticia, divulgada por expertos de Malwarebytes y confirmada por los operadores del sitio web es el funcionamiento atípico y peligroso del código de software encontrado.

A diferencia de otros códigos malignos, que requieren de que el usuario de un click en un anuncio o link, este se activa directamente al visitar la página principal del sitio y no abre ventanas emergentes (o “pop-ups” como se les conoce comúnmente) por lo que los usuarios no se percatan de su existencia. En su defecto, el “virus” utiliza la tecnología iFrame para abrir ventas de tipo HTML redireccionadas a sitios donde se alojan troyanos que recogen información de los usuarios y sus actividades en el navegador.

windowsTodo parece indicar que el poderoso malware funciona exclusivamente en Windows y que los usuarios de otras plataformas estarían exentos de esta vulnerabilidad, siempre y cuando no le den click a ningún link infectado con otro tipo de software peligroso.

Sin embargo, no se confíe. Si va a ver porno no sólo trate de no utilizar Windows o Android (cada una de ellas es la plataforma más atacada en su categoría respectiva) sino que no lo haga desde el mismo browser en el que realiza el resto de sus actividades en línea.

No es sólo por el tema de los virus y troyanos, sino por la misma utilización de cookies y otros métodos de seguimiento online que Google, Microsoft, Facebook y demás tienen y que buscan crean un perfil cada vez más completo de usted.