En tiempos en que el Centro busca sacudirse de una estela de inseguridad, invasión del espacio público y caos de movilidad, el Metro anuncia su llegada a esa zona de Medellín para ocupar parte del edificio que era sede del Banco de la República.

La confirmación del traslado de la estructura administrativa de la empresa de transporte masivo de Bello (Niquía) al emblemático Parque Berrío, fue recibida con beneplácito por asociaciones del Centro y gremios económicos.

Según conoció EL TIEMPO, el Metro busca centralizar su sede principal y generar más comodidad: por ejemplo en desplazamientos, a los empleados administrativos de la compañía.

Aunque las directivas se abstuvieron de entregar detalles del cambio de su planta administrativa de Niquía, en esas instalaciones ubicarían otras dependencias que están por fuera de ese lugar en el municipio de Bello.

En la nueva sede, contigua a las tradicionales esculturas de la Gorda de Botero, estará ubicada la gerencia general de la empresa.

Fenalco regional celebró el anuncio de la compañía y destacó el traslado como un hecho que jalonará el retorno de las empresas más importantes del país al Centro.

“Es una gran noticia que buena parte de la estructura administrativa del Metro llegue al edificio del Banco de la República”, consideró Sergio Ignacio Soto, director seccional de Fenalco.

Aunque no hay una fecha definitiva para el trasteo, el paso a la nueva sede comenzaría en los próximos días.

Mientras tanto, como otra buena noticia, el gremio de los comerciantes también confirmó que el Banco de la República, que se dijo emigraba del Centro, se quedará en su edificio tradicional y solo algunas dependencias saldrán de allí.

“El asegurar que parte del Banco funcionaría y, operativamente, continúa en su sede es otra gran noticia”, enfatizó Soto.

Otras que llegan

Al tiempo con la confirmación de la llegada de la gerencia general del Metro al Parque de Berrío, otras compañías rompieron con la percepción de éxodo empresarial del Centro y confirmaron su arribo a esa zona.

Empresas Públicas de Medellín, por ejemplo, rehabilitará su tradicional edificio Aguinaga, antes sede principal de la compañía de servicios públicos.

Así mismo, la fusionada compañía de telecomunicaciones UNE, de la cual se dijo que ocuparía las instalaciones del Banco de la República, finiquita su llegada al sector de la Alpujarra.

Y mientras organizaciones como Bancolombia y Argos dejaron el Centro, otras como el Éxito fortalecen su presencia en San Antonio y la Cámara de Comercio, que adelanta un proyecto de nueva sede en el Sur, afirma que no dejan la zona.

“Del Centro no nos vamos. Estaremos en esa sede y seguirá siendo la principal”, concluyó Lina Vélez de Nicholls, directora de la Cámara de Comercio.

 

Vía: El Tiempo