Un tribunal de Missouri, Estados Unidos, ordenó a la multinacional Johnson & Johnson (J&J) a pagar 72 millones de dólares a la familia de una mujer que falleció de cáncer tras relacionar la enfermedad que padeció con el uso prolongado del talco Baby Powder de esa empresa.

La víctima fatal, Jackie Fox, de 62 años y oriunda de Birmingham, en el estado de Alabama, murió el año pasado de un tumor de ovario tras usar por décadas el talco, de acuerdo al fallo judicial en el que se basó el tribunal.

- Publicidad -

Los abogados de la mujer sostuvieron que la empresa sabía sobre los riesgos cancerígenos del producto y omitió informar a los consumidores.

La multinacional, en principio, rechazó las acusaciones y está evaluando una apelación.

“Este veredicto echa por tierra décadas de ciencia que demuestran la seguridad del talco como cosmético en muchos productos y aunque entendemos a los familiares, estamos totalmente en desacuerdo”, dijo una portavoz de la empresa al canal de televisión CNN.

Sin embargo, durante el juicio los abogados de la mujer presentaron como evidencia un memorándum interno de 1997, que fue elaborado por un consultor médico, que afirmaba que “cualquiera que niegue los riesgos” entre el uso del talco y el cáncer de ovario sería percibido de la misma manera que aquellos que negaban el vínculo entre el tabaco y el cáncer.

El talco es un mineral natural compuesto de magnesio, silicona, oxígeno e hidrógeno.