Grupos religiosos alegan que una exposición sobre la genitalidad femenina viola la libertad de cultos.

El Ministerio de Cultura de Colombia suspendió hoy la exposición Mujeres Ocultas, de la artista plástica María Eugenia Trujillo, porque, según una denuncia, falta al respeto a los “valores religiosos y culturales de la fe cristiana”, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con un comunicado del Ministerio, la suspensión acata una orden provisional del Tribunal Administrativo de Cundinamarca dentro de una acción de tutela presentada contra la muestra, que iba a ser inaugurada este jueves en el Museo Santa Clara de Bogotá.

En el documento, el Ministerio de Cultura asegura que “es respetuoso” de las decisiones judiciales y por eso, aun cuando no la comparte en este caso, las atiende, pero añade que la providencia “está siendo impugnada ante el mismo Tribunal”.

El trabajo que generó la controversia es una pieza que hace alusión a una custodia que en el centro tiene figuras que asemejan los genitales femeninos.

La exposición suscitó malestar en el grupo Voto Católico y la Conferencia Episcopal, entre otros, por lo cual tres particulares interpusieron por separado recursos de amparo contra el Ministerio de Cultura y el Museo Santa Clara por “presunta violación del derecho fundamental a la libertad de cultos consagrado en el Artículo 19 de la Constitución Política”.

La comumidad artística y varios sectores defensores de los derechos reproductivos y de las minorías sexuales se han pronunciado contra la decisión. Uno de ellos fue Mauricio Albarracín, director de Colombia Diversa, quien escribió en su columna del portal La Silla Vacía que “Voto Católico ha iniciado una campaña de censura, porque la artista usa representaciones de custodias mezcladas con partes del cuerpo de la mujer. Al mejor estilo del laureanismo, buscan censurar ahora al llamado ‘arte degenerado'”.

A esto, el grupo religioso respondió en su página web: “Un insulto es un insulto, así se pretenda justificar diciendo que con ello se busca transmitir un cuestionamiento cualquiera. No importa cuál sea la idea que se quiera expresar, si se hace a través de un insulto, lo más lógico es la reacción de quien ha sido ofendido”.

Voto Católico también agrega que “en alguna columna de opinión se ha acusado a esta campaña de incoherente, y en otra de pretender censurar la expresión artística. Pretendemos refutar ambas afirmaciones y demostrar por qué esta exposición es, intencionadamente, un acto de violencia simbólica contra la comunidad católica y una ofensa abierta a Dios”, dice la nota.

El Ministerio de Cultura explicó que la muestra “recrea diferentes partes del cuerpo femenino en piezas artísticas que hacen referencia a objetos semejantes a custodias, celosías y maniquíes, para representar la subyugación y maltrato histórico al que ha sido sometida la mujer durante siglos”.

La exposición la integran objetos que aluden a los ostensorios para exhibir en su centro fragmentos del cuerpo femenino, bordados en hilos, mostacillas e incrustaciones de piedras semipreciosas. Hacen parte de la misma exposición cuatro celosías en madera dorada con bordados, pinturas y aluminio repujado que “invitan al público a reflexionar sobre la erótica femenina, desde el amor humano, hasta el amor místico”, añadió el Ministerio.

La exposición, que inicialmente iba a estar abierta hasta el próximo 28 de septiembre, incluye además, dos maniquíes femeninos en los que se exhiben imágenes de corazones que emergen en el centro del pecho.

La autora, María Eugenia Trujillo, ha realizado exposiciones individuales en galerías de Cartagena, Bogotá, Medellín y el Museo de Caldas y de forma colectiva ha participado en muestras internacionales como Macondiando, realizada en el 2013 en Chatillon (Francia), y en el mismo año en el Salón Femmes Bronchées 95 de Montreal (Canadá).

Toda la exposición la puede ver aquí: Expo María Eugenia Trujillo

Vía: Semana