Reglas pa’ ser un Paisa Paisa, de pura cepa

0

Sentirse orgullo de ser paisa es un sentimiento que desde niños nos inculcaron nuestros padres y abuelos. Pero para ser una paisa de pura cepa, no solo basta con sentirse orgullo.

Si usted cree que es un paisa paisa, salido del monte y echado pa’ lante o quiere ser uno de nosotros, debe cumplir por lo menos el 70% de unas normas o haber vivido los siguientes acontecimientos.

*Haber nacido, crecido o tener una casita de campo.

*Sanó el ombligo de su bebé, quemando lana de ovejo con semillas de espartillo para que cicatrizara y se formara ese hoyito que en las mujeres trasnochan a los hombres.

*Tomó leche hervida con boñiga de vaca para curarse el sarampión.

*Desayuna, almuerza y cena acompañada de arepa.

*Come fríjoles por lo menos tres veces a la semana.

*Quemó carbón de leña para asar las arepas o para venderle a los ricos del pueblo.

*Rajó leña para venderla y ayudarse en el estudio.

*Aprendió y ejecutó todo lo relacionado con la arriería como, recoger las mulas, herrarlas, enjalmarlas, ensillarlas, montar las cargas y llevarlas a su destino.

*Haber gritado. ¡Arreeee mula hijueputa!, que el camino es culebrero.

*Tener o haber tenido en la pared de la alcoba, una guitarra, una escopeta de fisto, un sombrero, el carriel o una jíquera de cabuya.

*Un poncho y varias ruanas guardadas en la cómoda o escaparate “Guarda ropas”.

*Haber tenido en el nochero o debajo de la cama un beque, mica o bacinilla para hacer las necesidades fisiológicas durante la noche, por que salir acalorado se le torcía la cara o el pelo.

*Siempre tubo o tiene en uno de los pilares de la casa colgados un zurriago y una peinilla por si las moscas.

*Usó o usa delantal, taparrabo o tapapinche de lona para proteger el pantalón, a la vez que evita mostrar la modificación del relieve que se produce por el entusiasmo de un mal pensamiento.

*Ha tomado aguardiente toda la vida.

*El primer avión a chorro que tuvo de niño como juguete fue un cucarrón mierdero volando con una hebra de hilo blanco pegada al cacho.

*Desde una cañada cargó agua para el consumo en un calabazo.

*Cuando niño no le faltaba una cauchera echa con horqueta de naranjo y ocho cuerdas de caucho negro o rojo.

*Sacó cabuya de la penca de fique e hizo jíqueras, enjalmas, alpargatas, cinchas y retrancas para las bestias.

*El tres de Mayo pone una cruz rodeada de monedas, elementos de comida y todo aquello que usted espera que no le falte durante todo el año.

*Rezó los mil jesuses.

*Cuando joven se encaramó en un árbol por más de tres horas para mirar a la niña que le gustaba y que vivía por lo menos a un kilómetro de distancia.

*Le dieron una pela, muenda o juetera cuando lo encontraron detrás de la puerta viendo su primera revista pornográfica que tenía su tía para sacar los modelos de modistería.

*Usó calzoncillos hasta la rodilla y sus primeros pantalones largos se los puso a los 15 años.

*Encontró en el río la piedra para amolar las herramientas.

*De chiquito creyó que los niños cuando nacían los traía la vírgen y si la embarraban se lo alzaba el diablo.

*Recién casado su mujercita le batió un ponche de huevo con panela raspada, para que por noche la escopeta no le fallara y el tiro no se le fuera por la culata.

*Se ha emborrachad tomando aguardiente y escuchando guascas.

*Se ha ido de paseo de olla con la familia y llevando cartas pa´jugar un apuntado.

*Ha escuchado trovas y retahilas que le escaramucean la piel.

*Se ha jartado una bandeja paisa estando en la costa.

Heider Gonzalez

Ver También

¿Quienes somos los paisas?