Rafael Uribe Noguera, confeso asesino de la niña Indígena Yuliana Samboní, no podrá salir de la cárcel La Picota, donde se encuentra detenido desde diciembre del 2016.

Un interno de la cárcel de Bucaramanga, llamado Edwin Mayorga Díaz, presentó un habeas corpus, el 20 de diciembre del 2016. Hasta ahora se desconoce el vínculo entre ambos, pero el recluso argumentaba que habían filtrado los materiales probatorios de ese caso, a los medios de comunicación. El Tribunal, en ese entonces, expresó que la filtración de documentos o la publicidad de un caso no afectan el  proceso de captura de Noguera y su judicialización.

La corte señala que; “Tampoco se configura el segundo supuesto de hecho para que el habeas corpus pueda ser concedido, toda vez que la privación de la libertad que actualmente soporta el señor Rafael Uribe Noguera está fundada en la medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario que le fue impuesta por el Juzgado Setenta y Nueve Penal Municipal con función de control de garantías de Bogotá, providencia que adquirió ejecutoria, toda vez que la defensa técnica desistió del recurso de apelación que había interpuesto en su contra”.

La audiencia en la que se dará a conocer la condena del asesino confeso, está fijada en el Juzgado 35 de Conocimiento de Bogotá, el 29 de Marzo del presente año.