Un plato de sopa calientica es perfecta para alimentarnos y reconfortarnos día a día.

En la cocina tradicional antioqueña las sopas tienen un lugar importante. Varias hacen parte de la lista que con seguridad tomábamos en la casa de nuestras abuelas, quienes nos consentían con un delicioso plato, cuyo ingrediente principal siempre era el amor y por eso todo quedaba delicioso.

En la mayoría de los hogares la sopa no puede faltar a la hora del almuerzo en la mesa y por qué no, también en la comida, ya que además de aportar gran cantidad de nutrientes, al consumirse bien caliente nos proporciona una sensación de bienestar y sin duda nos alienta.

Entre las sopas más tradicionales encontramos la sopa de guineo y papa; la de patacón; la de tortilla; la sopa de arroz con albóndigas que acompañadas de un buen aguacate y tajadas de maduro queda perfecta; y no podemos olvidarnos de la famosa sopa de verduras.

Les tengo la recomendación de los caldos que nos ayudan a sentirnos mejor si nos da una gripa por ejemplo, porque el consomé de pollo, el de menudencias y el de pescado son excelentes.

Como pueden ver, existe mucha variedad para disfrutar y elegir la que más nos guste, porque son de verdad deliciosas y todas ellas son muy fáciles de preparar, así que no hay excusas para dejar de lado las sopas.