Por ser un alimento posiblemente inseguro, la Superintendencia de Industria y Comercio, prohibió la importación, comercialización y venta de las minigelatinas.

Al igual que en Estados Unidos y en Europa, en Colombia también fue prohibida la venta de este producto, debido a que es peligroso para los niños. En Colombia han sido reportado tres casos en los que una niña murió y otros dos niños sufrieron parálisis cerebral y secuelas neurológicas

Por su pequeño tamaño, su empaque y composición, este producto no logra ser masticado bien por el niño y también al momento de oprimir el empaque, esta sale disparada hacia la garganta y por tener un elemento semisolido, no se logra deshacer, lo que podría obstruir la vía respiratoria.