La operación duró nueve horas y fue conducida por un equipo de cirujanos del Tygerberg Hospital y de la Universidad de Stellenbosch, en Cape Town, capital sudafricana.

cirugia pequeñaLos doctores dijeron que el paciente, cuya identidad se mantiene en el anonimato por razones éticas, logró una recuperación completa, luego que la operación se realizara en diciembre pasado.

El paciente sufrió la amputación del pene debido a complicaciones que surgieron luego de practicarse la circuncisión.

Anteriormente se había registrado un caso en el que un equipo de médicos chinos llevaron a cabo un transplante a un paciente de 44 años que, debido un accidente, tenía un órgano sexual de apenas un centímetro.

En ese caso los médicos lograron colocarle un pene de 10 centímetros perteneciente a un hombre con muerte cerebral cuyo hijo había donado el órgano. Pero, a pesar de que la operación fue todo un éxito -su cuerpo lo había aceptado y podía orinar sin dificultad- el paciente, junto a su mujer, decidió que se lo volvieran a quitar alegando problemas psicológicos.

Lo que no se ha conocido con certeza es si los pacientes de este tipo de cirugías pueden tener relaciones sexuales.