El primer eclipse solar de 2017, el ‘anillo de fuego’ se pudo apreciar en horas de la mañana en el hemisferio sur del planeta

El primer eclipse solar anular de este año fue uno de los más vistosos de su clase. Por la distancia que mantiene la Luna de la Tierra, esta cubrió solo parte de los rayos solares que llegan a nuestro planeta y produjo un singular efecto visual semejante a un aro de fuego.

La Luna cubrió hasta el 98% de la superficie visible del sol, formando un circulo rojo en el firmamento. El hecho no se repetirá hasta el 2027 en la región, pero sí se volverá a producir este mismo año. La Luna tardó dos horas en cruzar el Sol, pero el eclipse anular duró solo un minuto.