Suramérica está clasificado como un lugar de “alto riesgo sísmico”, incluido Colombia y los demás países que limitan con el océano Pacífico. Nos ubicamos en el anillo de fuego del Pacifico.

Anillo de fuego - pacífico - colombia
Foto Wikipedia

El último temblor registrado fue 16 de Marzo, con una magnitud 4,9 y su epicentro fue en Casanare. Aunque no se registraron  daños, el sacudón se sintió fuertemente en algunas partes del territorio nacional como Bogotá. En lo que va de este año, se han registrado un número considerable de sismos en diferentes departamentos del país.

Ver también: Fuerte sismo sacudió a Colombia

Al indagar el por qué en Colombia son tan frecuentes los temblores de tierra, Martha Lucía Calvache, directora Técnica del Servicio Geológico Colombiano, Amenazas geológicas de Colombia, afirma que nuestra región “Es uno de los municipios que queda sobre la cordillera, y también sobre la parte del pacífico colombiano. Las cordilleras tienen zonas que llamamos fallas geológicas, que generan mucha energía. Esto hace que se haya sentido en Colombia, Huila, pero hay otros sitios donde también eventualmente pueden ocurrir sismos”, y agregó que, “Buena parte del Huila está en zona sísmica. En las cordilleras oriental y central está lo que se conoce como fallas geológicas, que pueden generar sismos”.

El pueblo de Los Santos en Santander, es la segunda zona más sísmica del mundo, y junto con Chocó, Nariño y Caldas, son considerados zonas de alto riesgo. Cali (Valle del Cauca), se ha visto afectada por varios sismos a lo largo de su historia, lo cual ha generado varias fallas geológicas activas, convirtiendo a la ciudad en un lugar de riesgo intermedio.

Además de sufrir los efectos propios de un temblor de tierra, este evento también genera efectos secundarios como avalanchas, deslizamientos, erupciones volcánicas y tsumanis, que pueden llegar a ser igual o más destructivos que el fenómeno que los ocasionó. Por todas estas razones, el gobierno colombiano siempre ha desarrollado rigurosos estudios a través del Servicio Geológico Colombiano. Ellos aclaran que no es posible predecir cuándo se producirá un sismo, pero teniendo en cuenta los eventos de esta clase y más relevantes en Colombia, se ha creado una relación que marca una tendencia de la siguiente manera:

7 sismos por año con una magnitud entre 5,0 y 5,9, uno entre 6,0 y 6,9,
1 sismo cada cinco años con una magnitud entre 7,0 y 7,9
1 sismo cada 30 años con magnitud mayor a 8,0

Luego de la devastación ocasionada por el terremoto de Armenia, considerado el más mortífero en la historia de Colombia con cerca de 2000 víctimas mortales, los colombianos hemos asumido que los sismos constituyen un peligro real y deberíamos concientizarnos, informarnos y prepararnos para cualquier eventualidad.

Vea también: ¿Existe¿Existe una real amenaza de un terremoto en Antioquia y el Eje Cafetero?