Un nuevo derrumbe, esta vez en el kilómetro 14 + 350 afectó esta tarde la autopista Medellín – Bogotá.  De manera preventiva, fue cerrada la vía.

Devimed, concesionario de la vía, informó que la zona presenta inestabilidad “como consecuencia del mal manejo y la falta de técnica en los sistemas de conducción de agua del acueducto Peñolcito”; esto en jurisdicción del municipio de Copacabana.

Según el concesionario, la situación del talud representa un riesgo para los habitantes del sector y los usuarios de la vía. La vía había estado con paso restringido durante la mañana.

Hasta el momento no hay un estimado de cuándo podría ser reabierto el paso, por lo que se recomienda tomar vías alternas por el corregimiento de Santa Elena o la vía Las Palmas.