Un grupo de carabineros de la Policía Nacional que hacía recorridos por el cauce de la quebrada La Liboriana para buscar sobrevivientes.

En ese momento se encuentran con un perrito que es arrastrado por la corriente,  sin pensarlo 2 veces hacen todo lo posible por rescatarlo, hasta tirarse a las caudalosas aguas. A pesar de la desgracia, hay momentos felices. (Ver también: Milagro en Salgar: en medio del lodo, hallan con vida a un bebé)