“El algo” es una tradición muy antioqueña que desde siempre ha permitido compartir buenos momentos en familia

foto: es.pinterest.com

Para nosotros los paisas siempre ha sido una tradición “tomar el algo”, porque es ese momento de la tarde en el que podemos disfrutar de una buen chocolate caliente o una aguapanela y una rica parva para acompañar como son los pandequesos, buñuelos, pandebono, pandeyuca, pan, arepa, en fin, con de todo un poquito.

Esta ha sido una costumbre de siempre, y es que quien no se ha reunido en la casa de los abuelos con los demás miembros de la familia a tomar el algo; al menos yo tengo esos recuerdos muy claros en mi cabeza, porque pasé gran parte de mi niñez al lado de mis abuelos y siempre en las tardes había chocolate, pan, arepa, quesito y pandequeso.

Lastimosamente en la actualidad nuestro ritmo de vida ha cambiado mucho, vivimos corriendo de un lado a otro, hacemos muchas cosas a la vez y casi no nos queda tiempo para ese compartir, para regalarnos un espacio para nosotros y sentarnos a conversar y en ocasiones ese “algo” lo reemplazamos por un café de paso por alguna cafetería para seguir con nuestras actividades cotidianas.

Acordémonos de esas épocas en las que no pasaban tantos días sin vernos con los tíos, los primos y los abuelos y que sentíamos ese calor y ese amor familiar en torno a una taza de chocolate por ejemplo.

Como esta es una tradición que como paisas siempre nos ha identificado, por qué no pensar en tener un día del fin de semana para reunirnos en familia, compartir alrededor de ricos productos de panadería y de nuestra arepa con quesito y fortalecer esos lazos como lo hacíamos en la casa de la abuela, porque el algo no significa solo comida sino un momento de unión con esas personas que más queremos.