Los taxistas de la ciudad realizaron plan tortuga como forma de protesta en contra de las aplicaciones de transporte.

Cerca de 10 mil taxistas salieron desde diferentes puntos de concentración en la ciudad (Autopista Medellín-Bogotá, el parque Juan Pablo II, el Parque de la Floresta y el barrio Buenos Aires) para protestar contra UBER  y el transporte ilegal.

Los conductores han solicitado a la administración municipal un mayor control al transporte informal.  “En Medellín hay 36 mil taxis y lo mejor es estar en la norma. La informalidad no puede existir en Colombia”

[ads1]

Por otro lado, se han presentado algunos inconvenientes entre taxistas que participan del paro y los que no participaron y están trabajando.

Los ciudadanos le piden al gremio de taxistas que en vez de preocuparse por atacar e ir en contra de estas plataformas, deberían de mejorar su servicio y denunciar a los colegas que realizan mal el trabajo.