En las ultimas horas, empezó a circular un mensaje por whatsapp de un niño el cual fue robado, el cual se replico en las demás redes sociales. El 99% de las personas solo por solidaridad han compartido el mensaje con sus amigos, hasta grandes Páginas de Facebook lo han hecho, pero por hacer un bien, están es pecando.

Al tratarse de una situación “trágica” las personas se solidarizan ante la angustia de quien lo padece y más aún cuando se trata de un niño desaparecido, pero no se detienen un minuto a detallar y comprobar la información.

A nuestra Fan Page y WhatsApp nos llegaron con el mensaje para que lo compartiéramos, pero inmediatamente sospechamos ¿Por qué?

  • captura-pantalla-llamada
    Captura pantalla llamada

    El mensaje y/o publicación no contiene casi  información, no informa cuando fue robado, en donde (en algunas publicaciones ponen diferentes ciudades, más no sector) ni como estaba vestido el niño, ni nada, por lo general, en estos casos se da el máximo de información posible para que la búsqueda pueda ser eficaz.

    Este es el msj: “URGENTE!!! Hagan circular la fotografía a este niño se lo robaron y me pidieron que hiciera circular su foto gracias por su cooperación. 3312107946 con Marcela “

  • Las autoridades, ni la supuesta madre están buscando al niño, cuando se trata del robo de un niño, los primeros que se pronuncian son las autoridades en los grandes medios de comunicación.
  • El teléfono que allí aparece lo vimos sospechoso, el indicativo con el que empieza es 331, el cual no se usa para los celulares acá en Colombia, o por lo menos no conocemos cual operador es el que lo usa. Pero aún así, decidimos llamar a MARCELA (la madre) para verificar la información, pero ¡Oh sorpresa! efectivamente el numero no existe, es invalido.

Nos pusimos en la tarea de investigar un poco más y encontramos muchas páginas de Facebook replicando el mensaje y como escribimos anteriormente, es de diferentes ciudades. La publicación “original” pero falsa, fue hecha en México.

Para la tranquilidad de todos, el niño nunca fue raptado.

No todo lo que aparece en las redes sociales es verdadero, verifique la fuente y la información suministrada, y no pase por inocente. Muchos casos falsos de niños perdidos se han conocido, hasta casos en los que van a sacrificar perritos porque cerraran el albergue se han vuelto virales.

Lastimosamente estos actos le quitan validez a los verdaderos casos que si necesitan colaboración de la comunidad.

La policía de Cúcuta se pronuncia al respecto, puesto que en esa ciudad, también se rivalizo.