Nacional no conoce techo. No para de ganar. Gusta en casa y en la Liga local. Encanta más de visitante y en Libertadores. Y este martes, en el torneo continental, el equipo de  Reinaldo Rueda superó, goleó y dejó tocado a un histórico como Peñarol, al que derrotó 0-4 en la mítica cancha del estadio Centenario, de Montevideo, en la cuarta fecha del grupo 4 de la Copa.

El triunfo va más allá de una victoria y de tres puntos. El ‘verdolaga’ se convirtió en el primer equipo clasificado a los octavos de final del torneo y sigue con su racha invicta, perfecta y con el arco en cero: 12 unidades de 12 posibles, 11 goles a favor y cero en contra.

- Publicidad -

Por la necesidad de conseguir el triunfo y a diferencia de lo planteado en Medellín, Peñarol salió a presionar a Nacional arriba para no dejarlo crear fútbol en el medio campo. Ante ese panorama, los pases largos fueron una herramienta para los dirigidos por Reinaldo Rueda.

La resistencia de los locales duró poco, pues en su primer ataque a fondo, Sebastián Pérez mostró sus dotes de asistidor para dejar a Jonathan Copete mano a mano con Gastón Guruceaga. El extremo definió de buena manera y, en tan solo ocho minutos, puso el 0-1.

Con la ventaja, los visitantes se dedicaron a hacer lo que mejor saben: manejar el balón a su antojo para desesperar y sorprender al rival, que intentó buscar el empate jugando por las bandas. No obstante, el empuje del ‘carbonero’ no se vio reflejado en el marcador.

La seguridad de los verdes en los instantes iniciales se fue diluyendo y los uruguayos se adelantaron, pero sin éxito. Y ya sobre el final de la primera parte, una falta sobre Víctor Ibarbo fue transformada de manera extraordinaria en gol por Daniel Bocanegra (min. 45). ¡0-2 en el tablero y la fiesta ‘verdolaga’ empezaba en la tribuna del Centenario!

El segundo tiempo empezó muy parecido a la parte final del primero, con los aurinegros metiendo a los antioqueños cerca de Franco Armani. Aguiar, en un cabezazo, tuvo la más clara para el descuento y Alexánder Mejía, sobre la línea, rechazó el esférico para tranquilidad de la visita.

La sorpresa fue Marlos Moreno, quien no tuvo la influencia de otros encuentros y eso se notó en el desarrollo del juego, ya que Nacional no tuvo la explosividad de las tres presentaciones anteriores.

El reloj corría y los minutos eran solo de trámite. No había emociones y los de Rueda cuidaban el resultado. Eso sí, cuando decidieron atacar, meter el pie en el acelerador, hicieron daño. Por eso, el resultado terminó siendo más abultado de lo que se esperaba.

Orlando Berrío, al 81 y tras superar en velocidad a la zaga de Peñarol, y Luis Carlos Ruiz, al 84, redondearon otra gran actuación de los ‘verdolagas’: 0-4 y la hinchada visitante enloquecía de felicidad en las gradas.

Con un rendimiento no tan vistoso, pero sí muy efectivo, el actual campeón colombiano fue contundente en Uruguay. El siguiente reto será Sporting Cristal, al que se visitará en Lima el 12 de abril. Allá, a suelo peruano, intentarán llevar su buen fútbol y sus grandes números. ¡Nacional no conoce techo!

Información tomada de :  FútbolRed