En la década de los 70 llegaron miles de personas: unos atraídas por la prosperidad de la urbe, otros desplazados hasta allí  por las balas. Invadieron los alrededores, levantaron cantones de madera y encontraron en las laderas del basurero municipal, una fuente de sustento mediante el reciclaje.

maxresdefault

Uno de los sectores más deprimidos de la ciudad, el barrio Moravia ubicado en la comuna Aranjuez, es hoy un ejemplo de transformación sin que esto implique que se hayan acabado los problemas, sobre todo de índole social.

El otrora basurero del municipio, supo resurgir y convertirse en un ejemplo de transformación urbanística que es reconocido en el ámbito internacional. Con una inversión cercana a los 10 mil millones, aportados tanto del sector privado como del público, Moravia muestra hoy una cara totalmente distinta, donde se ve un paisaje lleno de flores donde antes se veía caos. 

En 2009 la administración pública inició la intervención del barrio que tenía como objetivo dar solución al problema ambiental causado por los efluentes contaminados emitidos por los desechos sólidos urbanos, que se encontraban en el antiguo vertedero de Medellín, mediante la implementación y uso de tecnologías sostenibles: Buffer Strips y Humedales Construidos.

ObrasMoravia

A las actividades de restauración ambiental se integró la intervención paisajística, la trasformación urbanística del sitio, el trabajo de concientización ciudadana y la vinculación, de manera participativa, a cada uno de las partes involucradas en el proyecto: administración pública, universidades, grupos de investigación y a los habitantes del morro, convirtiéndose en un ejemplo de transformación urbanística de áreas degradadas y de participación ciudadana.

Hoy Moravia es otra cosa: bonito. Genera orgullo entre sus habitantes y se a convertido en un sitio turístico que propios y extraños visitan para evidenciar el milagro. No se terminan los problemas. En el medio han habido tragedias lamentables que siguen poniendo el barrio en los titulares de los principales rotativos: una de las más recordadas fue el incendio de 2007 que dejó a más de 200 familias damnificadas, y que hoy, muchas de ellas, siguen reclamando la ayuda que ofreció el gobierno de turno por aquella época. Pese a todo, hay esperanza.

NODO. Moravia, Medellín - 04

Y es que la historia de Medellín está signada por estos hechos: los violentos contra los esperanzados. Y aunque a veces resulta difícil no desfallecer, Medellín se sigue limpiando las heridas que cicatrizan a paso lento, pero que cierran poco a poco y muestran hoy una Medellín que supo escapársele de las garras al terror.

Moravia no es otra cosa que la dignidad de la gente. De saberse atendidos y no olvidados, por suerte. Moravia es la cara de la transformación, esa transformación tortuosa y lenta que tantas vidas nos ha arrebatado en el camino, pero que ha valido la pena.