Nuestro Metro, es uno de los iconos paisas por el cual nos sentimos más orgullos.

Nuestro sistema de transporte es casi único por así decirlo y escuchar a extranjeros y paisanos que han ido a otras tierras hablar de las maravillas de nuestro sistema es más frecuente de lo que podamos imaginar.

Aunque no hemos tenido el placer de conocer personalmente el Metro de otros países, nos enteramos por medio de relatos de diferentes extranjeros de sus opiniones de otros países y de el de Medellín, el común denominador de estas es “El Metro de Medellín, es el más limpio de Latinoamerica” y no solo son los trenes, es todo el sistema, cables, buses de la Linea 1 y 2, el tranvía y estaciones.

[ads1]

Y es que no es para más, gracias a la cultura Metro (aunque algunos la pierdan en las horas pico) y que nosotros nos apropiamos de lo nuestro, es que lo respetamos, lo cuidamos, siempre tratamos de no dañar los trenes, ni ser gamines dentro de las estaciones. Pero, no lo vamos a negar, no faltan esas personas que les importa un carajo y se creen los malos del paseo, esos que no sienten respeto por lo de ellos, mucho menos por los demás, personas que comen dentro del sistema, que arrojan basuras al piso y más.

Por otro lado, no podemos desconocer la labor de aquellos que hacen que nuestro viaje en el Metro sea algo más placentero, según un reporte de la empresa existe un equipo de 413 hombres y mujeres que conforman el personal de aseo, los cuales a mantienen  las instalaciones físicas y el sistema siempre limpio.

En el mismo reporte del Metro, nos cuentan un poco más acerca del trabajo de estas personas.

  • ¿Cuáles son las basuras más comunes que dejan los usuarios en el Metro? en las zonas no pagas, es decir, en los accesos antes de cruzar los torniquetes, se recogen principalmente envolturas de dulces, vasos desechables y colillas de cigarrillos. En las zonas pagas este tipo de residuos es más escaso.El personal de aseo tiene diferentes rutinas para garantizar el aspecto limpio de las estaciones. En la mañana y en la tarde se recogen los desperdicios y se barren los accesos entre dos y tres veces al día. Estos espacios se trapean una vez en la mañana y otra en la tarde.En las plataformas se realiza barrido y trapeado con más regularidad. En todas las estaciones se realiza cada día lo que se conoce como “aseo fuerte”, es decir, limpieza de muros, lavado de escalas o de las cabinas donde se ubican los policías bachilleres.Todo lo anterior, permite tener un sistema limpio y bien presentado, un atributo que aprecian los usuarios habituales y que asombra a los extranjeros.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES DEL METRO –  Metro, un sistema siempre limpio