¿Cuántos profesionales están sin oportunidades laborales? Aprende algunos consejos para incrementar tus ingresos sin “matarse tanto”.

Avanza el año, y sigues sin empleo. Incluso puedes estar intentando ganarte la vida haciendo tareas para las que no te preparaste o nunca imaginaste hacer.

Sin embargo, conoces técnicos, tecnólogos o bachilleres (incluso personas sin terminar estudios secundarios), que han incrementado sus ingresos considerablemente o manejan empresas personales con crecimientos impresionantes en pocos años.

¿Qué es lo que nos pasa? ¿Será que la “embarramos” estudiando tanto?

Foto: Dinero.com

5 claves para mejorar tus ingresos

Ya no se trata solo de “estudiar-graduarse-seguir estudiando-trabajar-ahorrar y jubilarse”; todo consiste en aprender constantemente y salir de la “zona de confort”. Por tal razón, sigue estas sencillas claves para alcanzar el éxito, con constancia, optimismo y disciplina:

  1. Ningún trabajo es menos. Los altibajos en la vida son normales, y forjan el carácter de un verdadero emprendedor. No te quejes de tu situación: realiza otros oficios que te obliguen a aprender y a conocer nuevas personas. “Sal de tu zona de confort”.
  2. Usted sabe hacer más cosas. A parte de tus títulos universitarios, ¿qué otras cosas sabes o te gustan hacer? Amplía tu perfil profesional y humano. El mundo actual exige conocerse a sí mismos para salir adelante.
  3. Aprenda de todo. Seguro vos tenés amigos que saben acerca de trámites legales, de pasajes baratos al exterior, de trucos “pa’ no gastar suela” en los bancos. Son personas que han aprendido de todo en la vida. Insisto: sal de tu zona de confort, y camina la calle. No mandes a otros a hacer tus vueltas. ¡Explora!
  4. Conversa con nuevas personas. Muchas veces, la escasez de recursos no radica en la falta de habilidades o conocimientos, sino en el pequeño círculo social en el que vives. Para nadie es un secreto que las influencias ayudan. Habla con nuevas personas: alguna tendrá una nueva solución para tu idea o problema financiero.
  5. Realiza tu oficio como si fuera el trabajo de tu vida. En el camino al éxito, muchos han alcanzado la meta porque fueron descubiertos por “cazatalentos” o por empresarios “de incógnito” en situaciones inesperadas, haciendo con pasión sus trabajos, demostrando madurez y principios éticos, fuera de demostrar sus verdaderas habilidades en la vida.

Nada se logra de la noche a la mañana. La mayoría de estas “ofertas” son engaños. Mas el trabajo duro y constante, con buenos aliados y sabias inversiones (de tiempo y dinero), siempre conducen al éxito. ¡Siempre!