En su proceso de transformación económica, nuestra ciudad tuvo hace algunos años un norte en mente: consolidarse como la mejor plataforma para desarrollar negocios en América Latina, fortaleciendo un ecosistema de innovación desde la ciencia y tecnología. Buscábamos que nuestras empresas fueran más innovadoras y también mejorar la atracción de Medellín desde cualquier lugar del mundo, para aportar así al aumento de bienestar de nuestra sociedad.

Este jueves 23 de febrero, en el índice más reputado y antiguo de ciudades innovadoras del mundo, producido por la agencia de innovación 2ThinkNow de Australia, nuestra ciudad logró, por primera vez para una ciudad colombiana, la categoría de hub mundial de innovación, propósito por el que veníamos trabajando desde 2011 y que pone a la ciudad en la categoría más alta de cualquier ciudad de Latinoamérica y a la par de muchas ciudades del mundo, potencias globales en este tema.

“Este reconocimiento es importante y nos llena de orgullo porque nos permite visibilizar a Medellín como un ecosistema de innovación vibrante. Nos permite también movilizar y atraer talento y capital, ingredientes esenciales para su desarrollo”, señala Alejandro Franco, director ejecutivo de Ruta N.

EL ESCALAFÓN

El Innovation Cities Global Index / Índice de ciudades innovadoras, publicado por 2ThinkNow, hace un análisis de 165 variables diferentes para cada una de las 500 ciudades más innovadoras en los cinco continentes y de acuerdo con los resultados verificados, le otorga un puntaje a cada una de 0 a 60. Esto permite ubicar las ciudades en cinco categorías diferentes en términos de su capacidad de innovar. Londres lidera el ranking y la categoría de ciudades nexus, las más avanzadas en innovación. El lugar alcanzado por Medellín lo ubica justo por debajo de ese grupo. Luego se presentan otras tres categorías: nodo, influenciadora y entrante.

Esa clasificación mide no solamente las capacidades del sistema de innovación de cada ciudad sino también sus capacidades intrínsecas, como costo y calidad de la vivienda, nivel de seguridad, actividades y calidad de los activos culturales, capacidades de sus mercados económicos y de poder, tamaño de la inversión extranjera, valor de las exportaciones, tamaño de la economía y el número de embajadas y consulados ubicados en la ciudad, además de sus capacidades logísticas y de movilidad, entre otras.

Medellín se está comparando con ciudades capitales de sus países o que la superan varias veces en tamaño, lo que resalta aún más este resultado, ya que se ha conseguido a partir del enorme crecimiento de su ecosistema de innovación. Sin embargo es también un reconocimiento a todo lo que hace la ciudad.

EL CAMINO RECORRIDO

Nuestra ciudad buscó, desde 2012, utilizar un índice especializado de ciudades para obtener una forma de verificación externa y objetiva de su progreso en estas materias. Como un primer logro, Medellín fue incluido en el ranking de 2ThinkNow en 2012 .

Según la metodología aplicada, las ciudades hub son territorios desafiantes, centros de actividad de innovación, ejes con influencia en segmentos sociales y económicos clave.

El mayor objetivo de Innovation Cities Global Index / Índice de ciudades innovadoras es suministrar a cualquier organización, empresa o fondo de capital, una evaluación de cuáles ciudades del mundo son las más apropiadas para su próxima inversión, desarrollar su próxima fase de negocios, instalar su nueva oficina internacional o, inclusive, para que una persona pueda decidir cúal es la mejor ciudad para trasladar su residencia.

Entonces, ¿para qué le sirve a Medellín ser reconocido como un hub mundial de innovación? “Es un enorme logro que tendrá un impacto apreciable en la atracción desde el mundo hacia Medellín, pero a su vez le puede ratificar a los habitantes de nuestra sociedad que lo avanzado en innovación hasta hoy es completamente real, que vale la pena seguir recorriendo ese camino de construcción colectiva para que todo ello se traduzca en un mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la ciudad”, agrega Alejandro Franco.

¿QUÉ SIGUE?

Nuestro objetivo ahora es lograr que en unos años Medellín sea una ciudad nexus en innovación. “Eso nos tomará varios años, pero nuestra gente ha logrado muchas cosas maravillosas e impensables en el pasado y estamos seguros de que podemos hacerlo de nuevo”, afirma Elkin Echeverri, director de planeación y prospectiva de Ruta N y agrega que “quien aún no se haya sumado en este objetivo, este es el momento de hacerlo. Es mejor ser parte de la solución que seguir siendo parte del problema; nuestra capacidad de trabajar en equipo y de integrarnos por un fin será de nuevo la que nos lleve a construir una sociedad mucho mejor”, concluye.

Fuente: Ruta N

Continuar leyendo en: Click Aquí