Iman Wyse, de 20 años de edad, aceptó haber matado de hambre a su hija de cuatro meses, mientras ella vivía una vida de fantasía en Facebook.

La pequeña de nombre Amani Abdi, murió el 4 de octubre de 2013, luego de ser trasladada desde la casa de Iman hacia un hospital al este de Londres, en donde falleció 15 minutos después, informó el diario Daily Mail.

La autopsia indica que la niña murió debido a una severa desnutrición y deshidratación.

En el momento de la muerte de la menor, Wyse estaba sufriendo de estrés postraumático, llevándola a pasar gran cantidad de tiempo en Facebook.

El tribunal tuvo en cuenta la enfermedad de la mujer, quien tras huir de Somalia llegó embarazada al Reino Unido, con sólo 17 años, y terminó viviendo en la miseria.

En abril de 2014, en su primer juicio, la mujer salió en libertad luego de que un juez le diera una segunda oportunidad por los abusos que había sufrido. Pero Iman tuvo que presentarse nuevamente ante un magistrado por incumplir con los oficiales de libertad condicional.

Sin embargo, la mujer fue absuelta debido a que durante los hechos del 2013 no recibió asistencia por el trastorno de estrés postraumático.