5Con cada generación que pasa, se van perdiendo muchas costumbres y hábitos, y entre esas, esta la caballerosidad. Los hombres han empezado a dejar a un lado hábitos tan sencillos pero que tienen un impacto enorme frente a las mujeres, aunque no se desconoce que a muchas mujeres estos hábitos no les genera interés o hasta en ocasiones mandan a esos hombres a la “Friendzone”(Leer: ¿CÓMO SALIR DE LA FRIENDZONE?) ¿Que estará pasando? ¿Cada día nos volvemos más fríos, más superficiales? Acuérdense que la mayoría de mujeres son amantes de los detalles.

1. Arreglarse.

La moda de hoy ha distorsionado la imagen del hombre. Entre más sucio y desalineado, mejor. ¿Quién les dijo que eso se veía bien?

- Publicidad -

El ser elegante y arreglado nunca va a pasar de moda, sobre todo para las mujeres que aún nos gustan los caballeros, cualquier mujer se derrite por un hombre en traje y bien arreglado, hay algo sexy del traje, no lo dejen de usar NUNCA.

2. Decir groserías delante de las mujeres.

No tiene nada de malo decir groserías con tus amigos, es más, por favor díganlas, si un hombre no dice groserías hay algo raro. Pero otra cosa es hablar así si hay mujeres y sobre todo tu pareja.

La razón de esto es muy simple, si te puedes expresar así de fácil con groserías delante de ella, se te hace más fácil poder decirle a ella algún día una grosería, es una línea muy delgada en la mente.

Hay veces que es necesario decir una grosería porque no hay otra manera de expresar algunos sentimientos. Hazlo, pero pide una disculpa por lo que estas apunto de decir. Eso nos enseña que tienes el cuidado de tus palabras, muestra de inteligencia.

(Exígele a tu mujer que haga lo mismo, ya que no hay nada más feo que una mujer grosera. Un caballero necesita a una dama).

3. Ayudar a cargar cosas.

La mujer es más frágil de naturaleza, aunque sepas que tu mujer es súper fuerte, ayúdala. Te lo agradecerá.

Se ve horrible ir caminando por el centro comercial y ver a una pareja en donde la mujer va cargando todo y el hombre como si nada papando moscas. ¿Qué es eso? Si son muchas cosas divídanselas pero por ningún motivo dejes que la mujer cargue todo.

4. Abrir la puerta.

No es como que las mujeres no podemos abrir una puerta, a mi a veces se me hace más práctico abrirla yo que esperarme a que me abran la puerta. Pero el detalle es increíble, el ver que siguen existiendo hombres educados nos encanta. Acuérdense que las mujeres somos amantes de los detalles.

5. Ayudar con la silla.

Cuando una mujer se levanta de su silla, el hombre debe ayudarla jalando la silla para que pueda salir cómodamente. Y cuando la mujer se va a sentar el hombre debe jalar la silla para hacerle espacio de entrar cómodamente y luego empujarla para que se siente.

Este es un gesto muy bueno para evitar que las mujeres débiles como yo, no quedemos en ridículo al tratar de mover la silla y jalarla toda chueca, al sentarnos tener que inclinarnos hacia el frente y que los de enfrente tengan un buen vistazo. Créanme, se agradece.

6. Caminar del lado de la calle en una banqueta.

Protección. Es lo que una mujer busca al estar con un hombre. El hombre se ponga del lado que da a la calle cuando caminan por una banqueta, demuestra que él la protege de alguna cosa que pueda ir mal del lado de la calle.

7. No poner en una situación incómoda a la pareja.

“Si, Ana vomitó en el coche ayer que íbamos de regreso, asqueroso”, y ana estando sentada al lado y no sabe ni dónde esconderse de la vergüenza. Un caballero nunca pone en evidencia a la mujer de ninguna situación que pueda incomodarla. Si no estas seguro si puede incomodarla o no, pregúntale si puedes contar alguna anécdota en la que ella esté involucrada o pueda llegar a afectarle.

8. Mandar flores.

No es necesario el arreglo de $100,000 pesos. Una vez más, el detalle es lo que cuenta. Las mujeres nos derretimos con los detalles. Una docena de rosas o su chocolate favorito le sacará una sonrisa. No por golosa, sino porque pensaste en ella cuando viste las flores o el chocolate.

9. Ir por ella a su casa y regresarla.

Con chofer y taxi de sitio, los hombres se quitan la labor de ir por la mujer a su casa y regresarla después. NO, Obviamente hay casos en los que se entiende que estas cosas pasen, si estas en una situación en donde ya vas tarde o ya estas en el lugar y el tráfico está de locos, ok, se entiende que no quieras estar 3 horas en el bellísimo tráfico de la ciudad. Pero si la invitaste a salir al cine o a cenar, y tuviste tiempo para planearlo, ten dentro de esa planeación el tiempo que vas a hacer al ir por ella y regresarla. Dale la importancia de tu tiempo.