Ante varios hechos recientes de algunos taxistas intolerantes, tanto con los ciudadanos como al servicio especial de UBER, han llovido criticas impresionantes hacia los taxistas, más que todo en las redes sociales.

Muchas de las criticas y denuncias, se deben por motivos de robos (cambiazos de billetes), paseos millonarios, mala educación, agresiones, escogen carreras y hasta por vandalismo hacia los conductores  y usuarios de UBER. Por esta razón es que muchas personas están prefiriendo pasarse para UBER y pagar así sea un poco más a arriesgarse a tener una mala experiencia con algún taxista burdo, aunque ya hasta usar el servicio especial de esta aplicación, se esta volviendo un riesgo, ya que algunos “taxistas inteligentes” desataron una campaña para acabar con este servicio y estan delinquiendo contra los carros de UBER, poniendo en riesgo la vida de las personas.

Pero no se puede desprestigiar a todo un gremio por culpa de unos cuantos vándalos. No se puede generalizar cuando son pocos los gamines que manejan taxis. Lo que hay que hacer es denunciar a estas personas y que el mismo gremio de taxistas tome cartas en el asunto contra estos sujetos que perjudican su sustento y atentan contra los usuarios.

El ultimo caso se volvió a registrar en Bogota, donde varios taxistas cierran a un carro de UBER que llevaba a una pasajera extranjera, la mujer le pide a oficiales de la policía que le ayuden, pero estos no hacen nada.

¿Quién es la autoridad en Colombia? ¿Los taxistas o los oficiales?

“Cuando logramos esquivar un taxi aumentamos la velocidad a más de 100 km por hora. En ese momento solo eran dos taxis los que nos estaban tratando de estrellar. Nos mandaban los carros encima, y cuando íbamos a coger el puente de la 127 nos cerraron y nos intimidaron. No sé cómo maniobró el conductor para no estrellarse”, explicó Nathalie Prieto.

La semana pasada, por instrucción directa del presidente Juan Manuel Santos, el vicepresidente Germán Vargas Lleras comenzó a liderar la búsqueda de consensos para que en el país se pueda reglamentar el servicio de Uber El Tiempo