La boliviana Ximena Suárez, quien sobrevivió milagrosamente al accidente del vuelo de LaMia el pasado 28 de noviembre, hoy no tiene ni con qué alimentar a su familia.

Recientemente, Ximena comenzó a publicar en una página de internet que recauda fondos que, debido a los problemas físicos y sicológicos que le dejó el accidente, no ha podido conseguir empleo; y que tampoco ha recibido la indemnización prometida por la empresa local de seguros que está a cargo.

Incluso, expresó su tristeza por la falta de solidaridad y los ataques que ha recibido de sus propios compatriotas, por lo que se vio obligada a hacer pública su condición económica y de salud. En los próximos días, espera recibir el dinero necesario para la alimentación de sus dos hijos, así como la respuesta de la aseguradora y de LaMia, que le debe cinco meses de salario.

Fuente AFP