Como el niño no tenía nada que hacer, pues que juegue con la culebrita.  Y el que lo grabó, bien tranquilito.  Que opinan ustedes?  Juguemos con la Culebrita