Un completo informe, del semanario Boliviano Sol de Pando revela que los jugadores de Nacional hicieron “Vaca” para tanquear el avión de Lamia siniestrado.

Además, revela los oscuros manejos que tenía la aerolínea, que disponía sólo de tres aviones, uno que medio podía volar (el siniestrado) y los lamentables manejos del dueño de la aerolínea.

- Publicidad -

También te interesaría:  Se confirman las causas de la tragedia del avión del Chapecoense

Específicamente, respecto al tema de Atlético Nacional, el semanario revela:

“Por ejemplo, en el vuelo de retorno Santa Cruz – Medellín, después de que el Club Atlético Nacional de Medellín disputara un partido empatando con Cerro Porteño en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, el avión de Lamia conducido por Miguel Quiroga como piloto y Marco Antonio Rocha como copiloto, hizo escala en Cobija para “tanquear”; pero el dueño del avión, Ricardo Albacete, ¡que viajaba en ese mismo vuelo!, “se negó a hacer el depósito para pagar esa compra de combustible, por lo cual los mismos jugadores del equipo colombiano a bordo efectuaron una colecta para recaudar los 3.000 dólares que era el precio de ese combustible adicional”, reveló una fuente estrechamente vinculada a la tripulación boliviana de Lamia y que estuvo presente en ese viaje viendo personalmente a Albacete dirigir la operación aérea como dueño de la nave. Su insolvencia y mezquindad eran inocultables y causaban vergüenza ajena. Incluso, el testigo narró a Sol de Pando que Albacete no quiso pagar la tasa aeroportuaria que paga todo el mundo que viaja en avión, por lo que los pilotos Quiroga y Rocha se vieron obligados a improvisar un certificado acreditándolo como parte de la tripulación. “Los que no son parte de la tripulación pagan 28 dólares que es la tasa aeroportuaria, y el hombre se molestó mucho porque le tocó pagar, hasta el punto que hicieron una figura para que no desembolsara esos 28 dólares”, reveló nuestra fuente, describiendo gráficamente el grado de miserable insolvencia en que se halla el empresario venezolano”.

Si te interesa el informe completo lo puedes leer aquí:  Sol de Pando