Jardín, un pueblo que enamora por su esencia Paisa.

De lo mas gratificante que pueda haber a la hora de pasear, es llegar a casa con ganas de volver a ese sitio al que acabaste de visitar.

0

Jardín, un municipio ubicado en el Suroeste Antioqueño, es una de las joyas mas preciadas que tenemos los paisas, en días pasados decidimos ir a visitarlo ya que estaba en víspera de cumpleaños, 153, por lo que sería un viaje mas agradable.

Saliendo desde Medellín nos podemos encontrar con un paisaje muy hermoso, montañas verdes y otros municipios, casi que a mitad de camino, comenzamos a ver dos de los cerros mas imponentes de la geografía Antioqueña, el Cerro Tusa y el cerro Sillon y todos a sacar cámaras y celulares para poder retratarlo, siendo casi las 10 de la mañana y pasando por Andes, estábamos ansiosos ya que nos faltaba poco por llegar, pero primero haríamos una pequeña parada en el resguardo Indigena Cristiania

Ya dentro del pueblo y estando en el parque, nos deslumbramos por completo, estábamos todos ‘care ponque’ de ver semejante belleza, un parque adornado por los Taburetes característicos de allí, una gran basílica de 60 Metros de altura que es monumento nacional desde 1985, turistas por todos lados, pero para mi lo más hermoso de este viaje, fue ver tantos paisas con su pinta tradicional, el sombrero aguadeño se ve por todas partes, los campesinos con su carriel, con su poncho y zurriago.

Adentrándonos ya en el pueblo, no hacíamos sino deslumbrarnos a cada instante, la arquitectura de las casas que allí hay es sencillamente mágica, ventanales, puertas y balcones típicos de la arquitectura colonial Antioqueña, esa que tanto nos caracteriza, pero no solo era la arquitectura de estas casas, las jardineras que se encuentran en los balcones o en las aceras, les daban mucho más vida, flores y fachadas de diferentes colores hicieron que paráramos a cada instante.

Personajes peculiares los que nos encontramos, pero como no contábamos con mucho tiempo, no nos pudimos sentar a conocer sus historias y la amabilidad que allí se siente es única, típica de nosotros, todos son con una sonrisa y dispuestos a atender a sus visitantes de la mejor manera. Pasamos un momento al Convento Hermanas Concepcionistas, en donde nos recibieron con los brazos abiertas y nos dieron un rico jugo de Maracuya para calmar la sed.

Como solo nos quedamos un día, no contábamos con el tiempo suficiente para visitar todos los maravillosos lugares que tiene Jardín, pero si teníamos un recorrido que los amigos de Jardin.antioquia.in nos habían sugerido. Después de almorzar nos dirigimos hacia “La Casa Museo de la Cultura” en donde uno de los guías nos hizo un recorrido por ella y nos contó muchas historias bonitas del Municipio, si vas a un pueblo Paisa y no conoces algo de sus historia, de seguro no habrás conocido nada de el. De ahí nos dirigimos hacia uno de los dos cables aéreos que hay allí, se llama “La Garrucha” es un cable artesanal, en el cual podrás observar al municipio desde lo lejos y sus montañas.

Y como a toda parte a la que uno va debe comprar algo pa’ llevar pa’ la casa o a la familia, pasamos por “La Casa de los Dulces” en donde aparte de deleitar nuestra vista, deleitamos nuestro paladar.

Quedamos con ganas de volver, quedarnos por más tiempo y disfrutar de todo lo que tiene por ofrecer, subir a las trucheras, ir a la cueva del esplendor, el charco corazón  y muchos otros destinos que hay por visitar, los cuales podrás encontrar en el siguiente enlace Sitios-Turisticos

Aunque solo fue un paseo de una tarde, quedamos enamorados del Jardín de Antioquia, de sus casas, de su cultura, de su gente, de sus paisajes, definitivamente Jardín es Paisa de Pura Cepa.

A continuación podrán encontrar la galería fotográfica del relato acá descrito.