James fue perseguido por la policía Española por casi 5 km, cuando se dirigía pa’l primer entrenamiento del año.

La persecución alcanzo una velocidad de 200 km/h y finalizo en  Valdebebas, la sede del Real Madrid.

“Deténgase a la derecha, deténgase a la derecha”, repetían desde el altoparlante los policías. Y al llegar a la sede, se escucha a un policía decirle: “¡Le íbamos persiguiendo a 200 km/h por la autopista M-40!”. (En vídeo: Persecución de la policía a James Rodriguez.)

Los agentes pudieron entrar en la residencia de futbolistas y pedir explicaciones a lo que James explico que se penso que se trataba de un secuestro, ya que el carro de policía no tenía placas.

Debido a este hecho, el fútbolista enfrenta dos delitos en España, la denuncia penal fue puesta a los Juzgados de Plaza Castilla.

El primer delito que enfrenta James es por desobediencia a la autoridad, la cual se castiga con una multa cercana a los 30.000 euros.

El segundo delito es por estar en contra de la seguridad vial, al al circular a una velocidad mayor a la permitida en la autopista M-40, esto le puede  20.000 euros de multa y un año licencia para conducir.