Se recomienda a las personas que utilizan el Metro Cable, planear con antelación sus desplazamientos para hacer uso de otros medios de transporte durante esos días.

Durante este mes de julio el METRO realizará el mantenimiento mayor de sus tres líneas de cable. Estas actividades se realizan cada año con el fin de garantizar el adecuado funcionamiento de estos medios de transporte. El mantenimiento mayor implica la suspensión del servicio comercial ya que se intervienen equipos esenciales para la operación de los sistemas,  procurando realizar los trabajos en el menor tiempo posible, con el fin de que la afectación a los usuarios sea por pocos días.

- Publicidad -

El mantenimiento de la Línea J será entre el lunes 6 y el jueves 16 de julio; el cable comenzará a operar nuevamente el  viernes 17 de julio. Este año se cambiará la totalidad del cable portador tractor ya que éste se aproxima al fin de su vida útil, según lo establecido en los estándares europeos.

La Línea K no prestará servicio comercial entre el  viernes 17 y el jueves 23 de julio. En los tres sistemas de cable se realizarán actividades de mantenimiento anual como pruebas de frenado y potencia, sistema de socorro y verificación de todos los sistemas de seguridad y control.

Línea L (Arví), prestará servicio comercial de manera habitual, ya que el mantenimiento de este cable será en horario nocturno.

El METRO agradece la comprensión de la comunidad frente a la suspensión del servicio que siempre ha sido tan apreciado por todos los viajeros. Es de anotar que los usuarios habituales de los cables ya reconocen la importancia de estos ciclos de mantenimiento que garantizan la seguridad del sistema y su adecuada operación.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES | METRO DE MEDELLÍN