Asustar a la gente, sin respeto alguno, incluso llegar a agresiones físicas,  una moda en Estados Unidos y Canadá que podría llegar a Colombia.

Hoy celebramos Halloween, pero hay algo que preocupa a las autoridades:  La posible llegada a Colombia de los payasos asesinos, un hecho que se esta presentando en reiteradas ocasiones en Estados Unidos y Canada.  Hace varias semanas, apareció una moda en estos países, consistente en vestirse con ropa de bufón —peluca fosforito y nariz roja incluidas— para amedrentar y asustar a cualquiera que tuviera la mala suerte de cruzarse con estos desagradables vecinos.

Lejos de quedarse en una práctica aislada, esta tendencia coge cada vez más fuerza. Tanto, que algunos la tildan de “epidémica” y temen —nunca mejor dicho— que alcance cotas incontrolables por parte de la policía. Y es que ni siquiera los más pequeños se libran de ella.

Existen denuncias incluso que hablan de agresiones físicas por parte de esos payasos.  Halloween es una fecha difícil para la policía por la gran oportunidad que hay para los ladrones y amigos de lo ajeno que, aprovechándose de un disfraz hacen su agosto robando a la población.

Mucho cuidado!!!