7
Por: Redacción Nacional

La organización ambientalista recordó que el mandatario firmó un acta comprometiéndose con la prohibición de la minería en páramos del país.

En el marco de su lucha contra la minería en páramos de Colombia, la organización ambientalista Greenpeace hizo un llamado al presidente Santos y al Director delDepartamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria, al cumplimiento de sus promesas en dicha materia.

La organización recordó promedio de un comunicado que “en el último periodo de la campaña electoral el Presidente Santos, firmó un acta compromiso ante los activistas de Greenpeace, por el cual se comprometió a garantizar la protección de los páramos, particularmente la prohibición de las actividades extractivas en estos ecosistemas, en su próximo Plan Nacional de Desarrollo”.

“Estamos solicitando al Sr. Simón Gaviria, como autoridad responsable de coordinar y dirigir la preparación del Plan Nacional de Desarrollo, que garantice el cumplimiento del compromiso asumido por el Presidente de la República, ante toda la ciudadanía. Es tiempo de pasar de la promesa a los hechos”, manifestó Silvia Gómez Coordinadora Local de Greenpeace Colombia en dicho comunicado.

Los activistas señalan que actualmente la única ley que protege las áreas de páramos es la 1450 de 2011 que adopta el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, norma que perdería vigencia cuando se apruebe el próximo Plan para el periodo 2014-2018.

“La actual priorización de la política minero energética por sobre los derechos ambientales de las comunidades, está poniendo en grave riesgo los recursos naturales del país y la calidad de vida de todos los habitantes. La creciente actividad minera es una de las causas principales de la degradación de los ecosistemas paramunos de altísima vulnerabilidad. En este sentido, es vital velar por la prevención y protección de estos ecosistemas estratégicos, en el futuro plan de gobierno”, añadió Gómez en el comunicado de la organización.

Los páramos colombianos brindan cerca de un 70% del recurso hídrico para el país, además, recuerda la organización, “se encuentran en unos pocos países, siendo un privilegio de los colombianos contar con la mayor superficie de páramos en el mundo”.

Greenpeace llegó a Colombia a finales de 2013 para fundar lo que será la primera sede de la organización en el país, con una integración entre Argentina y Chile. Los páramos colombianos son el primer foco de la organización para iniciar “con este pequeño paso, lo que será Greenpeace Colombia, en grande”.

Una de las cosas que trae a la organización al país es la preocupación de esta ante la locomotora minero energética. “Nos preocupa el hecho de que la minería sea de interés público por sobre cualquier otro derecho y además vemos muy debilitada la capacidad de los organismos ambientales en el país. Sentimos que actualmente en Colombia hay un desequilibrio muy grande entre una política minera y una ambiental”, señaló en entrevista con El Espectador la argentina Consuelo Bilbao, líder de Greenpeace.

El Espectador