Una nueva tragedia deportiva ha ocurrido en Uíge, ciudad del país africano.

Los fanáticos acudieron masivamente al evento considerado “histórico”, pues se trataba del partido inaugural del campeonato, entre el Recreativo Libolo y el Santa Rita. Este último, es un club con tan sólo dos años de antigüedad y ascendió a la máxima categoría angoleña, la pasada temporada. La logística falló y cuando estaba a punto de empezar el partido miles de aficionados todavía no habían podido retirar su entrada. Este retraso ocasionó la ira de los fanáticos quienes apurados por ingresar a tiempo intentaron entrar por la fuerza al estadio, según, Tekassala Toco, director del gabinete del secretario ejecutivo provincial de Uíge.

Tragedia estadio Angola
Foto infobae.com

“Tres puntos y un final trágico”. Es lo que se leía en el sitio de internet de El Recreativo do Libolo, que jugaba como visitante contra el Santa Rita. “Mientras se disputaba el partido entre los dos equipos, los hinchas intentaron entrar al estadio para ver el encuentro. La puerta cedió a la presión ejercida y 17 personas murieron apiñadas”, explicaron.

 “Es una tragedia sin precedentes para el fútbol angoleño”,  y empaña su victoria 1-0 con gol de Viet.

Orlando Bernardo, portavoz de la policía, declaró a la AFP: “Durante el partido se produjo una obstrucción en un acceso al estadio Cuatro de Enero, causando numerosas víctimas: 17 muertos y 56 heridos hospitalizados” .