Fuerte terremoto sacudió la costa sureste de México esta madrugada

1

México se ha despertado esta noche con un gran terremoto de magnitud 8,2 en su costa suroeste, una cifra que ha variado en las mediciones entre 8 y 8,4. El temblor se ha notado con fuerza en Chiapas y Oaxaca, pero ha hecho que también tiemblen Ciudad de México y Guatemala. Por el momento al menos 26 personas han muerto, aunque como ha matizado el presidente Enrique Peña Nieto, “el cálculo es preliminar, tardaremos días en saber los daños que este sismo ha causado”.

Las autoridades han confirmado en su último balance que la cifra de víctimas mortales ya asciende a 26. El mandatario del estado sureño de Oaxaca, Alejandro Murat, había confirmado que 20 personas murieron en esa región. Diecisiete de las 20 víctimas fueron en Juchitan, una ciudad de la región del Istmo de Tehuantepec, donde se derrumbó un hotel.

El secretario de Gobernación de Chiapas, Miguel Ángel Osorio Chong, fue el encargado de dar el primer balance. Lamentó las pérdidas humanas en su región e informó de que declaraban el estado de emergencia extraordinario.

Los reportes del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) han informado que el foco sísmico se registró a 58 kilómetros de profundidad sobre las 23:49, hora local. El epicentro del terremoto estuvo ubicado a 109 kilómetros al suroeste de El Palmarcito y a 228 kilómetros al suroeste de Tuxtla Gutiérrez.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico dijo que existe la posibilidad de que se registren olas generalizadas y peligrosas de maremoto en las costas de México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras y Ecuador. También están muy pendientes de las réplicas que acompañarán al terremoto principal.

Hasta 65 réplicas han acompañado al terremoto de magnitud 8,2, la mayor de ellas de 6,1. Los epicentros de las secuelas, igual que el del primer temblor, se ubicaron en el océano Pacífico, entre el norte del estado de Chiapas y el sur del de Oaxaca.

El coordinador mexicano de Protección Civil, Luis Felipe Puente, ha alertado de que en las zonas bajas de Oaxaca Chiapas se podrían producir fuertes oleajes que alcancen una altura superior a los cuatro metros de altura. De hecho se ha informado de que las clases en estos departamentos, Tabasco, Puebla y en Ciudad de México quedan hoy suspendidas para evaluar a fondo posibles daños estructurales en los edificios.

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha comunicado a través de su cuenta de Twitter que se encuentran activos “los protocolos de Protección Civil, incluyendo el Comité Nacional de Emergencias ante elsismo de 8,2 de intensidad”. Además, asegura que más de 50 millones de personas pudieron notar el temblor y que cerca de un millón se quedaron sin suministros eléctricos.

Peña Nieto también ha querido advertir a la población que es probable que en las próximas 24 horas se presente una fuerte réplica, aunque de un grado menor. “Habrá que estar más que atentos”, ha enfatizado el presidente en Televisa tras recordar lo ocurrido en 1985, donde hubo más de 10.000 muertos. En aquella ocasión se produjo un devastador terremoto de magnitud 8,1 y al día siguiente tuvo lugar una potente réplica de 7,5.

Los habitantes de Ciudad de México salieron corriendo a la calle después del seísmo ante el temor de que sus casas se vinieran abajo. Aunque por el momento no se han registrado víctimas personales en la capital, tan solo algunos cortes eléctricos y roturas de cristales. Tras unas primeras revisiones técnicas, el metro y el aeropuerto principal de la ciudad han podido volver a la normalidad.

Las autoridades de Guatemala han informado de que cuentan con varios heridos y han contabilizado varias casas caídas en el departamento de San Marcos, fronterizo con México.

En declaraciones a un canal de televisión, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, dijo que se están haciendo las evaluaciones y que en las próximas horas se darán a conocer los resultados. Agregó que dependiendo de la magnitud de los daños se podría anunciar la suspensión de clases en establecimientos escolares.

Protección Civil de México ha comunicado que éste es el seísmo más fuerte que golpea al país desde el devastador terremoto de magnitud 8,1 de 1985, que azotó con fuerza a la capital mexicana.

El servicio sismológico de México recuerda que el país se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de 5 placas tectónicas: La placa de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la placa del Caribe. Por esta razón no es rara la ocurrencia de sismos. Dicen que reportan en promedio la ocurrencia de 15 terremotos al día de más de 2 grados.

También te puede interesar:  Un nuevo huracan impactará Centro América y Estados Unidos

1 COMENTARIO