2.2

Así como los estudiantes disfrutaron el descanso que les ofrece la semana de receso, los conductores particulares y de transporte público también disfrutaron la descongestión en la movilidad en las horas pico.

No es un secreto que al salir de circulación los vehículos de transporte escolar, los tacos disminuyen y a las personas les rinde más el tiempo de desplazamiento hacia sus lugares de trabajo.

Y no sólo eso, de acuerdo con los informes de la Secretaría de Movilidad de Medellín, los accidentes de tránsito disminuyen hasta en un 20 por ciento y los agentes pueden atender otros puntos de congestión, que en días habituales se descuidan por estar en los puntos que impacta el transporte escolar.

Por su parte, la secretaria de Transporte y Tránsito de Envigado, Adriana Muñoz Ángel, reportó que hubo más tranquilidad en las intersecciones y las vías del municipio que se congestionan normalmente cuando hay jornada escolar.

“En Envigado, son 16 puntos fijos en los que siempre hay que mantener agentes de tránsito en un día normal. El mejor indicador que tenemos para reafirmar que la movilidad mejora durante la semana de receso es que muchos agentes pueden salir a vacacionar con sus familias; esto, en el diario vivir, es muy difícil que suceda”, explicó Muñoz Ángel.

Que sea así siempre
Como todo lo bueno dura poco, hoy los conductores notarán el cambio y estarán añorando esos días de receso escolar. Entonces la pregunta es: ¿cuáles son las estrategias que se deben implementar para que la movilidad del Área Metropolitana fluya de manera ágil y sin contratiempos durante todo el año?

Rodrigo Salazar Pineda, ingeniero de transportes y tránsito de la Universidad de Roma y planificador de transporte y medio ambiente de la Universidad de Birmingham, dice que desde hace muchos años, en Estados Unidos y Europa, las escuelas de primaria y secundaria están ubicadas cerca al lugar de residencia de los estudiantes, por muchas razones, incluyendo la movilidad.

“Habría que hacer un replanteamiento del sistema educativo escolar para ir introduciendo que los niños, niñas y jóvenes vivan a distancia peatonal o de bicicleta de su colegio. Además, el transporte público debe ser más atractivo para que los adultos dejen el vehículo en casa”, comentó Salazar Pineda.

Desde otro punto de vista, Luis Carlos Díaz Mora, exconcejal y abogado experto en tránsito y transporte, dice que “mientras el horario del transporte escolar esté “amarrado” al laboral de los padres, es muy difícil que la situación mejore; debe haber más flexibilidad y sistemas de ingreso intercalados en las empresas y en el sector público, para que no se junten los horarios de los estudiantes con el de los empleados”.

Según el exconcejal Díaz, el comercio también debe poner de su parte: “en Alemania, por ejemplo, los vehículos distribuidores de mercancía trabajan de noche, al igual que los camiones de mudanza y ciertas empresas de mensajería”.

Articulación entre entidades

Las secretarías de Educación, de Movilidad y las juntas escolares, deben articularse y proponer soluciones para descongestionar los horarios. En Envigado ya empezaron. Funcionarios de la Alcaldía se reunieron con las instituciones educativas para coordinar un cambio en los horarios de ingreso por niveles académicos.

POR CAMILO TRUJILLO VILLA

El Colombiano