images

En la ciudad “innovadora” de Medellín, muchas cosas pasan y al parecer son producto del empuje paisa, por ejemplo, el progreso y la criminalidad van de la mano, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) impulsado por la institucionalidad encuentra competencia en el POT criminal, el cual también traza los nuevos rumbos de la ciudad.

- Publicidad -

También la “innovación” se ve en el territorio: 70 por ciento de éste, se encuentra en manos del crimen. En otras palabras, el cogobierno de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o ‘Urabeños’ y la ‘Oficina del Valle de Aburrá’, es evidente, y para sustentar esta premisa, Analisisurbano.com recibió la siguiente información que se considera debe ser conocida por la ciudadanía en general y por las autoridades del orden nacional, ya que, al parecer, para la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval) es normal que los “carnavales del crimen”  se desarrollen en santa paz.

Criminales se divierten ante la indiferencia policial

En el cruce de la carrera 9A con calle 55, barrio Las Estancias, desde hace más de una hora, tres facciones armadas (bandas) pertenecientes a la estructura paramafiosa de la ‘Oficina del Valle de Aburrá’, cerraron las calles alrededor de este cruce vial y apagaron, al parecer con disparos, el alumbrado público de dichas vías, con el fin de celebrar una fiesta pública durante el resto de la noche. El número de hombres que están llegando al evento es elevado y la concurrencia, se calcula, aumentará durante las próximas horas. En las calles hay equipos de sonido de alta potencia emitiendo música a alto volumen.

En la esquina de la mencionada dirección se construyó por parte de los criminales una estructura de madera que, según los testimonios recogidos, sirve como caleta de armamento y droga de las bandas de los sectores de la Cañada, la Arenera y la Terminal, las cuales están al mando de alias ‘Copete’ y de alias ‘Diego Chamizo´, uno de los “Jefes” de más importancia en las comunas 8 y 9 de Medellín, y de gran influencia en el transporte legal.

Otro sitio donde se viene presentando una fiesta criminal es el sector La Piedra, del barrio Villatina, en la calle 56B con carrera 23, zona aledaña a la intervención del proyecto de la Alcaldía de Medellín “Cinturón verde”, esta es protagonizada por la banda de alias “Yonier”.

Como ha ocurrido en anteriores ocasiones, la presencia de la policía es nula, a pesar de los insistentes llamados de la comunidad a los cuadrantes policiales y a la Estación de Policía Villa Hermosa, denunciando esta anomalía.

AnalisisUrbano.com se pregunta:

¿Así se negocia la paratranquilidad en las comunas de Medellín, en el marco del Pacto del fusil?

¿La institucionalidad está permitiendo la supuesta “tranquilidad” que otorgan las estructuras paramafiosas?

¿Será un mito urbano la existencia de los “carnavales criminales”?

¿Para qué ha servido el aumento de efectivos de la policía en Medellín?


Tomado de: http://analisisurbano.com/