¡Que tu tradición no le haga daño al medio ambiente! La palma de cera esta en peligro de extinción al igual que su habitante, el Loro orejiamarillo.

La amenaza  como el Domingo de Ramos representa para la Palma de Cera y su habitante más afectado: el Loro Orejiamarillo, especie endémica de Colombia cuya amenaza es demasiada alta, hasta llegar al punto de la extinción. En diferentes ciudades del país quienes usen la palma podrán ser sancionados y multados, por eso se regalarán otras plantas caseras para sustituirlos.

Por ello, cientos de corporaciones y la misma iglesia hace un llamado a sus feligreses a que no usen la palma de cera en estas festividades “Aunque las palmas y los ramos son los símbolos que distinguen el inicio de la Semana Mayor, ello no equivale a la destrucción de la creación“. Dijo monseñor Pedro Rubiano en una conferencia años atrás.

La Palma de Cera es considerada la palma más alta del mundo porque puede crecer hasta 60 metros. Asociada a ella se encuentra vegetación como quinches, bromelias, orquídeas, robles, candelos, encenillos, laureles, cedros y helechos. Dicha especie, típica del bosque andino, es el albergue y alimento de fauna silvestre como el loro Orejiamarillo, águilas, tulcanes, pavas, osos de anteojos, dantas de páramo y armadillos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Agropecuario de Envigado, hace una invitación a la comunidad envigadeña para que este domingo de Ramos no use la Palma de Cera, hogar del Loro Orejiamarillo.

“Esta palma, además de ser el árbol nacional de Colombia, es el único lugar donde esta especie de loro hace sus nidos; acabar con esta palma, es también acabar con estos loros.

Hacer uso de material reciclado para elaborar banderas y evitar afectar otro tipo de plantas, es una opción para todos los que con gozo y alegría participan en esta hermosa celebración religiosa y cultural.” Cita el mensaje a sus habitantes.