Al joven lo dejaron plantado en plena calle. Algo muy común, ¿Pero con un oso gigante? Que triste.

Un joven, quiso darle una sorpresa a su novia, pero ella nunca apareció. El caso ocurrió en Perú, afuera de una estación del Metro, en donde el enamorado estuvo esperando por más de una hora a su novia con un gigantesco oso de peluche y  un ramo de flores.

Aunque la espera era muy larga, el joven no perdió la esperanza de que ella llegará y no se dejo intimidar ante las miradas de tantos espectadores y comentarios, muchos solo decidieron grabar al ver la escena romántica, pero lastimosamente se convirtió en una decepción.