Epifanio MejiaNació en Yarumal en 1838 y falleció en Medellín en 1913. Perdió la razón cuando tenía 31 años de edad, motivo por el cual tuvo que ser recluido en el manicomio de Medellín.

Conocido como el “poeta triste” o el “Loco Mejía”. Cuentan que era un hombre nostálgico, noble, bondadoso y que vivía de manera intensa. Fue comerciante hasta los 40 años, momento en el que perdió sus facultades para hacerlo pues enloqueció y fue recluido en un hospital mental. Permaneció recluido por varias décadas hasta que murió a los setenta y cinco años en el mismo pueblo en que nació. Sin embargo, dicen que antes de morir, recobró la razón y recibió los últimos sacramentos. Otros dudan de su sin razón y lo comparan con un Quijote criollo, escudados en la gran habilidad para componer versos que aún tenía de “loco”: componía endecasílabos e improvisaba versos con gran facilidad y gracia. Como homenaje a este poeta Antioquia tomó un poema suyo como la letra de su himno. Se trata de “El Canto del Antioqueño” que fue publicado en 1868 y el cuál fue musicalizado a finales del siglo XIX por el Maestro caucano Gonzalo Vidal. Mediante Ordenanza de 1962, fue adoptado oficialmente como el Himno de Antioquia.

- Publicidad -

Mejía publicó en importantes revistas de la época como El Oasis. Sus poemas han sido publicados en libros como: Poesías, discurso de Juan de Dios Uribe (1902), Poesías escogidas (1934), Poesías completas (1938), Obras completas (1939, 1960, 1961, 1989), Poesías selectas (1958), Epifanio Mejía: selección (1997), Gregorio y Epifanio: sus mejores verso y Poesias escogidas de Epifanio Mejía (2000).

La poesía de Mejía está dentro de la llamada línea nativista de Gregorio Gutiérrez González, en la que se pretende exaltar lo americano, lo criollo, refiriéndose más que todo a su naturaleza intrincada e inhóspita, pero a la vez grandiosa. El cóndor, las selvas, las tradiciones antioqueñas y la pugna de los paisas por sobrevivir, son sus temas esenciales.

Dentro de sus poemas que no constituyen una obra muy extensa, sino una compuesta por alrededor de 70 piezas, los más célebres son el ya mencionado Canto del antioqueño, Antioquia o la mano de Dios (La retirada de los héroes), La ceiba de Junín, La muerte del novillo, Anita, La historia de una tórtola y Amelia. Sus versos son descritos como realistas, transparentes, naturales, ansiosos y ante todo nostálgicos.


Referencias
http://www.banrepcultural.org/
Autor: Biblioteca Virtual del Banco de la República