En el barrio Caicedo, sector “La Cañada” se presentó en las últimas horas un caso de envenenamiento masivo de mascotas.  Habitantes de la comunidad reportaron que un vecino del sector sale en as noches y pone veneno para no permitir la llegada de animales a la acera de su casa.

El balance hasta el momento es de más de 10 perros y dos gatos víctimas del hecho.  Según el médico veterinario de la zona todos presentan la misma patología y algunos de ellos han tenido que ser sacrificados.

Otros perros afectados fueron llevados a tiempo para el lavado intestinal en el centro veterinario del sector. A este sitio han llegado 12 pacientes en una sola semana.

Los dueños de las mascotas envenenadas ya pusieron en conocimiento de la Fiscalía esta situación y se esperan medidas contra el vecino responsable del hecho. Se presentarán varios testigos que vieron al hombre poner carne molida envenenada en su acera para evitar que los perros hicieran sus necesidades allí.

La ley 1774 reconoce a los animales como seres sintientes y condena el maltrato y este tipo de acciones con penas que pueden llegar a ser causales de prisión.