El modus operandi del adulto mayor es muy sencillo:  Vísita oficinas en Envigado y aparentemente Medellín, al menor descuido de quien lo atiende, toma sus celulares. 

Uno de los casos fue denunciado por la persona directamente afectada del presunto hurto.  En la Notaría 1 de Envigado el pasado 31 de enero este adulto mayor entro a las oficinas, y de una manera supremamente ágil toma el celular de su víctima.

“Ya no se puede confiar ni en las personas de la tercera edad, hoy en Envigado, en mi lugar de trabajo me hurto este individuo en un mínimo descuido mi celular, es increíble la agilidad de este señor. Para que se cuiden si lo ven cerca, buenas intenciones no tendrá” Comentó una de sus víctimas.

A la par con estos vídeos comenzaron a circular otros dos que demuestran que las manos largas de este señor mantienen al acecho.