La intolerancia se presenta en las cosas más cotidianas de la vida, y es lamentable. La grosería y la altanería con la que nos movemos por el mundo está tirando un lastre tan grande encima de nosotros como la propia guerra.

MetroPlus

Ciudad de vivos y de “a mí no me pasás por encima”, nos movemos con códigos mafiosos. Es la intolerancia que nos caracteriza, el creernos que por algo o por alguien somos superiores y podemos pasar por arriba de los demás.

Es lamentable ver estas escenas en las calles de Medellín. Desde SoloPaisas hacemos un llamado al respeto y la tolerancia.

Los pasajeros del bus culparon a la mujer de hacer un escándalo sin tener razones. Juzguen ustedes.

Ver también

Pelea entre concejales de Medellín